Āsanas, Yoga

Virabhadrāsana I, guerrero I

Esta postura está dedicada a Virabhadra, el héroe del Kumāra Sambhava, escrito por Kālidāsa. Esta āsana tiene tres variantes, cada una con distinta int

ensidad.

Hoy estudiaremos Virabhadrāsana I con algunos consejos.

• Desde Tādāsana, inhala y exhala con naturalidad.

• Lleva pie izquierdo largo atrás. Pies separados entre 120 y 130 centímetros.

• Alinea talones. El pie derecho (al frente) se mantiene con los deditos apuntando hacia delante y el pie izquierdo (atrás) gira ligeramente hacia adentro.

• Flexiona rodilla derecha, formando un ángulo de 90º.

• Estira ambos brazos y junta palmas sobre tu cabeza. Relaja hombros.

• Lleva la cabeza hacia atrás y mira pulgares. (Si es primera vez que practicas esta postura, mantén tu mirada hacia el frente).

• Ambas piernas se mantienen firmes y pies enraizados.

• Mantén los brazos estirados, elevando los músculos del pecho.

• Los huesos de la pelvis (cresta iliaca) deben estar paralelos entre sí y mirando de frente, sin inclinarse hacia algún lado.

• Inhala y exhala con naturalidad. Vuelve a Tādāsana y repite la postura desde el lado izquierdo. Al expandir el pecho, la respiración se vuelve más profunda.

Esta postura alivia la rigidez de los hombros y fortalece las piernas.

Trabajamos principalmente primer chakra muladhara (tierra): estabilidad/seguridad y cuarto chakra anahata (aire): amor/expansión/inspiración.

Hari OM.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *