Yoga

Mantras y su Poder

Dentro de la meditación se considera la acción de cantar o rezar mantras, pero… ¿qué es un mantra? Etimológicamente, esta palabra escrita en sánscrito – lengua primitiva de la India en la cual fueron escritos los primeros textos védicos, la cual se considera como una lengua sagrada que fue revelada a la humanidad por algunos sabios – está compuesta por “man”, su raíz, que significa “pensar” y el sufijo “tra” que sugiere a un instrumento, pensamiento o intención de expresión del sonido; si unimos estas dos sílabas se le puede asignar muchos significados como son: herramientas de la mente, expresión divina, lenguaje de la filosofía espiritual humana y liberar la mente.

Desde la acción, el mantra es un sonido o una serie de sonidos con potencia física, psíquica o espiritual que se recitan de forma prescrita y ayudan a profundizar la práctica del yoga.

El recitarlos nos trae una sensación de armonía y de altas vibraciones para llegar a un estado de Samadhi  – estado que surge cuando la energía kundalini asciende al chakra de la coronilla uniéndose con la energía del universo y te autorealizas.

Finalmente, el mantra es una herramienta mental que nos ayuda a liberar hábitos mentales condicionados y ataduras predeterminadas en nuestra vida.

Un psicólogo de Harvard realizó un estudio mediante el cual concluyó que repetir un mantra durante 10 a 20 minutos lleva a un estado de relajación y a alcanzar algunos beneficios adicionales como:

  • Eliminar estrés, ya que se combina con la respiración y sonidos adicionales que generan una musicalidad que regula al sistema nervioso.
  • Concede bienestar y buen humor.
  • Baja la tensión arterial.
  • Activa nuestra capacidad de creación y concentración.
  • Previene enfermedades.
  • Reduce la producción de cortisol.

Una de las recomendaciones más importantes es que el aumento del tiempo a meditativo tiene que ser paulatino ya que puede provocar confusión o ansiedad.

Existen distintos tipos de mantras, pero todos parten desde los mantras semillas o Bija mantra. Sus finalidades pueden ser varias y algunas de las palabras no son traducidas literalmente. En simples palabras son energía más que significado.

Muchas veces nuestros pensamientos se transforman en mantras que recitamos durante el día y que de alguna manera nos hacen reflejo de ellos. En aspectos psicológicos los mensajes que nos damos todo el día tienen un efecto en nuestro ser, por eso debemos darle importancia a lo que comunicamos tanto hacia el mundo como hacia nosotros mismos.

En este post quiero incluir la investigación que hizo el doctor japonés Masaru Emoto, en dónde experimentó en base al agua el sonido de las palabras y el efecto en ella. El agua que tuvo bendiciones y buenas palabras, al observarla bajo un microscopio, tomó un patrón con estilo de mandala o copo de nieve armonioso a la vista; por el contrario, el agua que fue expuesta a un maltrato verbal tomó una forma un tanto deforme y oscura.

Es por esas evidencias científicas que te invito a preguntarte, ¿qué tan importante es nuestra verbalización y nuestro pensamiento? ¿qué tan conectado está nuestro lenguaje con nuestra alma? ¿somos conscientes de lo que comunicamos y de lo que pensamos? ¿cuál es el poder de nuestras palabras? Independiente del idioma, la forma de nuestra expresión comunica a nuestra alma con el mundo.

Este camino de autodescubrimiento y estudio me ha llevado a conocer varios mantras y los he podido utilizar en diferentes momentos de mi vida desde que inicié el camino espiritual. Existen mantras para conectar directamente con los centros energéticos o chakras (cada chakra tiene su propio mantra semilla), mantras de sanación, removedores de obstáculos, protección, crecimiento espiritual y mantras esenciales.

Debes saber que cuando cantas mantras se está activando la energía kundalini a través de nuestros chakras. Ingresa energía nueva, causando que los desechos energéticos sean liberados y salga del espacio energético que todos tenemos; cuando esto sucede es probable que surjan emociones y pensamientos.

Aquí te dejo algunos mantras:

Lam: es el mantra del elemento tierra, busca un progreso espiritual ligado al chakra raíz.

Vam: es el mantra del elemento agua, busca el control del apetito, control de los sentidos y paciencia. Está ligado al chakra de los órganos sexuales.

Ram: es el mantra del elemento fuego, busca el balance de nuestras energías y desaparezcan los problemas digestivos. Está ligado al chakra del plexo solar ubicado dos dedos sobre el ombligo.

Yam: es el mantra del elemento aire, busca controlar desórdenes en pulmones y conectar con la música. Está ligado al chakra del corazón.

Ham: es el mantra del éter y busca calmar o curar problemas de la garganta, ayuda con el aprendizaje de idiomas y está relacionado al chakra de la garganta.

Om: es el mantra de la unidad, ayuda a serenar la mente, extingue la preocupación y está ligado al chakra del entrecejo y al chakra de la coronilla que conecta con la divinidad.

En próximos posts hablaremos sobre otros mantras esenciales en la práctica de cualquier yogui.

 

NAMASTE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *